(442) 325 3244 info@admira.mx

Un logotipo no es una marca

Es común que la gente se refiera a SU logo como su marca.

Esta concepción, no muy precisa, y que está muy extendida, tiene el problema que lleva a tomar decisiones que cuestan recursos de tiempo o dinero.

El uso de logotipos bien diseñados con buenos nombres en las empresas e instituciones sigue siendo esencial, porque estos elementos de identidad facilitan que los prospectos o clientes tomen decisiones.

Cuando una persona ve un logotipo puede tener evocaciones muy positivas, como un producto o servicio de gran calidad, del cual tuvo una gran experiencia.

Pero también lo contrario, que logo distinto le produzca sentirse desatendido, engañado o que haya desperdiciado su dinero en una compra inútil.

Un poco de historia

El primer registro formal que se reporta es el de la cervecería Bass, en 1876

Aunque hay que considerar que ya desde tiempos anteriores los símbolos en, como los usados por los antiguos artesanos de artículos de barro, ya añadían un signo para identificar qué ellos los habían manufacturado. Y esto sí fue importante, porque la intención era diferenciar al taller del artesano de los otros.

Y hay más ejemplos, los jeroglíficos en Egipto, en donde cada uno de ellos representaba una palabra o sonido.

O el uso de imágenes en las monedas y escudos antiguos, que referían los reinos, las ciudades, las familias o la nobleza de quien emitía la moneda o del ejército que identificaba.

Es con la revolución industrial, y por lo tanto la mayor producción de bienes, que fue todavía más apremiante el diferenciar los productos. Y de ahí su expansión en su uso y sofisticación en el diseño hasta hoy.

¿Qué es un logotipo?

Más bien qué no es. Marty Neumeier, todo un referente en diseño, innovación y creatividad cita: un logotipo no es una marca.

Un logotipo es un componente importante, porque es el elemento visual que la identifica, es un gráfico que evoca deseos, recuerdos, emociones y preferencias…

Es un símbolo. Que tiene una gran importancia, porque es la referencia que usa la gente para darle significado. Un logo bien puede representar productos de alta tecnología, amigables y my confiables, como en Apple.

Por el contrario un logotipo puede evocar manipulación genética de vegetales y uso dudoso de químicos dañinos en la agricultura como Monsanto.

Un logotipo es un elemento gráfico que sintetiza sentimientos e ideas en las personas.

Reforzando la idea: ¿Qué sentimientos provoca a la mayoría de la gente Suna esvástica Nazi?

Pero lo interesante es que éste símbolo lo usaron Coca-Cola, los Boy Scouts y otras organizaciones. La esvástica es de la India, y su significado era: Paz y Prosperidad.

Y en contraste Greenpeace genera otras emociones, evoca distintos deseos.

Las emociones e ideas se producen casi al instante al ver esos logos.

Las organizaciones para construir una gran marca deben lograr cosas importantes para las personas con productos útiles y duraderos, que puedan ser  atractivos y divertidos, acompañados servicios de atención amable y puntual,  y presentes en medios que más interesan a sus audiencias.

Una marca es una filosofía de empresa que se materializa en cada una de sus acciones, y se reconoce por su símbolo, su logotipo.

Por lo que una despliegue integrado de acciones de negocio y servicio al cliente con un sistema de marketing y ventas diseñado y ejecutado con precisión, abanderado por un buen logotipo, puede tener mayores posibilidades de éxito en el mercado.

Por: Víctor Raúl Ordóñez

Consultor de Modelo de Negocios y marketing.

@vrolmkt
@vrordonez
@admirabrand
@admiramkt

ADmira blog

¿Te suscribes al Newsletter?

* Son obligatorios todos los campos 😉

También te podría interesar:

A nadie le gusta que le vendan

A nadie le gusta que le vendan

Tal vez es una generalización un tanto atrevida, pero sí es un reflejo de lo que la mayoría de las personas evitamos:...