fbpx
admira brand pymes

Imagina este escenario donde tienes unas semillas y las vas a sembrar en una maceta. Lo primero que haces es preparar la tierra donde irán las semillas, revisar que esté bien de humedad y nutrientes además que hacerle un lugar donde vayan a recibir la cantidad de luz adecuada. Después de sembrar es cuando viene el trabajo de hacer brotar retoños de las semillas, de las cuáles no todas habrá plantas pequeñas. Las regarás con agua, cuidarás de pestes, usarás fertilizantes y moverás del viento. Todo esto para hacer germinar una o dos semillas. Acabo de describirte el nurturing y lo deberías estar haciendo con todos tus prospectos.

 

Nurturing: nutre a las semillas y cuida a las que germinen

 

Con semillas nos queremos referir a tus prospectos, a tu buyer persona, a tu cliente modelo que buscas para tu empresa.

Al tener bien definido a quién le quieres vender, sabrás que le interesa y que le puedes ofrecer para que te considere dentro de sus opciones.

Al final del día será la persona con la que te estés comunicando y el cómo hayas nutrido su criterio el que te hará ganarlo como cliente.

Y es aquí donde debes de considerar algo muy importante, así como cuando plantas semillas en la tierra y no todas germinan igual sucederá con tu esfuerzo de nurturing, no todos los prospectos querrán algo de ti.

 

 

Nutrir no acaba con la venta

 

Si ya tienes tu planta germinada, ahora toca cuidarla para que ambas partes de la relación se vean beneficiadas, tu cliente que está satisfecho con tus servicios y tú qué obtienes riqueza que ellos te dan.

Recuerda que al momento de convertir un prospecto en cliente tiene que seguir la labor de cuidarlo.

Esto porque sencillamente mantener un cliente satisfecho es más costo efectivo que encontrar nuevos.

Sumado a lo anterior, mantener un cliente contento, educado y satisfecho además abre las puertas a la re compra de tus productos o servicios.

Resumiendo todo lo anterior, te aconsejamos lo siguiente para que realices un nurturing adecuado:

 

  • Conoce: tienes que saber a quién le vendes y que le interesa. Esto te ayudará a ofrecer lo que ellos necesitan.
  • Investiga: el nutrir se basa directamente en el inbound marketing, entonces enfócate en cómo funciona y qué hacer para implementarlo.
  • Crea: tienes que tener una serie de información valiosa y promociones atractivas para quiénes vas a nutrir, tenlo en cuenta al momento de implementar tu estrategia.

 

Mi nombre es Víctor Raúl Ordóñez, soy consultor en marketing por 23 años, actualmente curso “Social Marketing Specialization” de la Northwestern University en Coursera. Me puedes contactar en @VROrdonez

¡Suscríbete!

¿Te gusta el contenido? Recibelo directo a tu correo :)

¡Perfecto ;) estámos en contacto!