fbpx
admira brand pymes
Nosotros comprendemos que la creatividad es un proceso mental que requiere energía y concentración para ser alcanzada. El dedicar tiempo a ser creativo ha llevado a gran cantidad de gente a formular respuestas a problemas en todos lo ámbitos de la vida humana, no necesariamente se refiere a la creatividad artística.

Esta herramienta mental nos ha llevado a disfrutar las pinturas de Velázquez, la escritura de Poe, los autos de Benz, las vacunas de Pasteur o la radiología de Curie. Pero también ha llevado a mucha gente a perderse en sus ideas y no capitalizarlas.

El costo de la creatividad

Nuestro tema del artículo se define como la capacidad para crear o inventar algo. Esto incluye la resolución de situaciones de la vida cotidiana.

La creatividad es una gran herramienta al tratar de resolver problemas porque mientras más desarrollada la tengas, podrás encontrar más soluciones a una situación dada.

Normalmente veremos a las personas creativas aplicando su habilidad en su trabajo o como un pasatiempo.

Por lo tanto,  ser creativo es caro de mantener, mentalmente hablando, y más aún cuando no puedes capitalizar los resultados de tus sesiones creativas.

Esta falta de éxito en el desarrollo de sus ideas puede llevar a los creativos a la frustración por no ver sus ideas funcionando como quisieran.

Capitaliza tus ideas

Cosecha desde tu cerebro

La situación que debes resolver para vivir de los productos de tu mente es si la gente va a necesitar la solución que le estás dando.

Recuerda que una idea es buena solo hasta que otras personas están de acuerdo, porque ellas también la utilizan y quedaron satisfechos con su uso.

Debes entender que la gente difícilmente cambia por ideas nuevas y debes de enfrentarte a la resistencia al cambio.

Es por eso que te recomendamos que al tratar de implementar o ender alguande tus ideas creativas te preguntes lo siguiente:

 

  • ¿Soluciono algún problema general? Podrás tener algunas de las ideas más alocadas pero mientras no soluciones un problema que la mayoría tenga, solo se quedará en idea.
  • ¿Es relevante? Fue común en algún momento ver informerciales de productos que solucionaban problemas… que a nadie le importaban. Trata de que tus ideas resuelvan cuestiones relevantes para la gente.
  • ¿Tiene ventajas? Tu solución es general y relevante sin embargo todavía queda la pregunta, ¿ofrece alguna ventaja con respecto a las ya existentes? Si es así entiende cuales son y pregúntate si realmente serán relevantes al momento de competir.

 

Mi nombre es Víctor Raúl Ordóñez, soy consultor en marketing por 23 años, actualmente curso “Social Marketing Specialization” de la Northwestern University en Coursera. Me puedes contactar en @VROrdonez

¡Suscríbete!

¿Te gusta el contenido? Recibelo directo a tu correo :)

¡Perfecto ;) estámos en contacto!